ALCORTA SUIPACHA VS. VILLA GESEL

Buenos Aires, 11 de Julio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Diaz Suarez Benjamín Felipe, del equipo Alcorta, -quien fuera expulsado en fecha 03/06/2018 con motivo de haber arrojado el balón fuera del campo de juego de forma intencional, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 3 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

Considerando la solicitud presentada por el Sr. Diaz, habida cuenta de que la reducción de penas se encuentra contemplada en nuestro reglamento, y merituando la gravedad de la falta, habiendo el jugador cumplido las dos terceras partes de la sanción, corresponde admitir su solicitud.

 

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde:

Admitir el descargo presentado por el Sr. Diaz Suarez, y habilitarlo para participar de los encuentros a partir del día siguiente la fecha de la presente resolución

Regístrese, notifíquese y publíquese.

MAIPÚ VS. POMPEYA

Buenos Aires, 05 de Julio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Ezequiel Orefice, del equipo Maipú, -quien fuera expulsado en fecha 09/06/2018 con motivo de haber agredido físicamente a un jugador del equipo rival, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 3 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el Sr. Podestá, delegado del equipo.

 

Y CONSIDERANDO:

Que nuestro reglamento contempla la posibilidad de que habiendo cumplido más de las dos terceras partes de la pena impuesta, la persona sancionada pueda requerir el levantamiento de la misma, a los efectos de poder participar de los encuentros de torneos oficiales.

Que dicha posibilidad no es imperativa ni absoluta, por cuanto su admisión estará sujeta al análisis del tribunal de forma tal que conglobando los antecedentes del infractor, el contexto en el que fuera cometida la falta, y la entidad de la misma, resulte viable la aplicación del instituto de los dos tercios.

Así las cosas, del análisis de la petición presentada, se advierte que el solicitante carece de antecedentes disciplinarios en el torneo vigente, y que de acuerdo a la entidad de la falta, y el lapso de sanción cumplido, se habría comprendido la reprochabilidad de la conducta, por cuanto el peticionante, quien forma parte de dos equipos, cumplió la totalidad de la sanción, respecto de uno de ellos, y las dos terceras partes, en relación al otro, resultando admisible la reducción pretendida

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde admitir el descargo presentado por el Sr. Podestá, y habilitar al jugador Ezequiel Orefice, a participar de los encuentros, desde la fecha de la presente resolución.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

ALVARADO VS. CALETA OLIVIA

Buenos Aires, 22 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del equipo Alvarado, -quien fuera sancionado con la quita de 3 puntos- en atención al planteo de nulidad y recurso de apelación presentados por el Sr. Lía, delegado de Alvarado.

 

Y CONSIDERANDO:

1) Preliminarmente, asiste razón al apelante, en cuanto a que el descargo realizado anteriormente por el equipo, fue presentado por una persona que no ostenta la calidad de delegado.

No obstante, se hace saber al ahora presentante, que la resolución de quita de puntos, aplicada al equipo Alvarado había sido tomada con anterioridad a la presentación del primer descargo. Tal descargo únicamente generó la resolución de fecha 22/06/2018, en virtud de la cual se rechazó el mismo, y se confirmó la resolución sancionatoria adoptada en virtud de la falta descripta en el informe arbitral.

En tal sentido, ningún perjuicio le genera al equipo el descargo y resolución cuya nulidad se pretende, por cuanto no modificaron la situación de hecho preexistente, que es, la resolución de quita de puntos.

Por lo expuesto, corresponde rechazar el planteo de nulidad formulado.

No obstante, se tratará el descargo presentado por el Sr. Lía.

2) En primer lugar, deviene en abstracto el planteo bajo examen, puesto que el torneo en el marco del cual se realizara la quita de puntos ya ha finalizado, sin que dicha quita haya modificado la posición en la que finalizara el equipo Alvarado. Ello por cuanto tal equipo obtuvo el cuarto lugar, con una diferencia de 9 puntos respecto del tercero, por lo que en nada modifica la situación de Alvarado, la quita de puntos resuelta.

Así las cosas, corresponde rechazar el recurso por tal motivo.

3) Sin perjuicio de lo expuesto en el acápite previo, resulta improcedente el planteo del apelante, desde que las manifestaciones allí vertidas entran en irreconciliable contradicción, por cuanto en un primer momento alega que no existieron agresiones verbales hacia los jugadores, y por el otro, manifiesta desconocer la identidad del agresor. De igual modo, cabe poner de resalto que las agresiones a menores no fueron la única razón por la cual se sancionara al equipo, cuestiones éstas que no han sido negadas por el apelante y que también constituyen el motivo de la sanción.

Asimismo, teniendo por cierto el contenido del informe arbitral, al cual el apelante no logra contrarrestar, resulta imposible que no pueda identificarse al agresor, o cuanto menos, el equipo por el que simpatiza, desde que, claro está, los adultos del equipo Caleta Olivia no agraviarían a sus propios jugadores, y difícilmente un tercero ajeno al encuentro pueda vivir con tanta exaltación el juego, de manera tal que dicha exaltación lo lleve a agredir a jugadores menores de edad, por lo que no resulta probable que el agresor haya sido del equipo de Caleta Olivia, o un tercero, lo que conduce a afirmar que el agresor pertenecía al equipo Alvarado, tal y como se desprende del informe arbitral.

A mayor abundamiento, la cancha en la que fue disputada al partido está sujeta a constante control de ingresos y egresos, mediante los cuales se individualiza a las personas que ingresan, como así también se identifica el equipo al que pertenecen o apoyan, de manera tal que alegar desconocer a que equipo pertenece el agresor no resulta admisible, por cuanto dicha cuestión es subsanable con el solo hecho de consultar el registro de ingresos en la fecha del encuentro, tarea que se encuentra a cargo del apelante que pretende desvirtuar el informe arbitral. En tal sentido, el no haber utilizado los medios de prueba idóneos para la defensa de su derecho, constituye una negligencia del presentante que necesariamente deberá ser soportada por éste.

En virtud de lo expuesto, corresponde rechazar el descargo presentado.

 

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Lía, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

PALERMO VS MAR DEL PLATA

Buenos Aires, 05 de Julio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Mariano Fernando Carranza, del equipo Mar del Plata, -quien fuera expulsado en fecha 02/06/2018 con motivo de haber agredido físicamente a un jugador del equipo rival de forma reiterada, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 4 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

Previo al análisis de admisión del recurso, cabe poner de resalto, la regulación normativa relativa a los supuestos en los que procede la reducción de la pena.

En tal sentido, en nuestro reglamento se establece la facultad de los sancionados de requerir la reducción de la pena, cuando hubieran cumplido las dos terceras partes de la sanción. No obstante, dicha estipulación no es absoluta y cuanto menos imperativa, no encontrándose obligado el tribunal a admitir tales reducciones de forma in límine.

Ello por cuanto la reducción de la sanción impuesta debe admitirse, siempre que ponderada la gravedad de la falta cometida, el contexto en el que la misma tuvo lugar y la situación particular del jugador, se haya verificado una comprensión de la prohibición de la conducta desplegada mediante la función ejemplificadora de la pena, en orden al tiempo que el jugador se encontró inhabilitado y que desalentará la reiteración de la conducta.

Así las cosas, no se advierten motivos razonables que tornen procedente la reducción pretendida, desde que el haber cumplido la mitad de la sanción impuesta no es fundamento válido para requerir la morigeración de la sanción, máxime cuando la falta cometida resulta grave conforme las estipulaciones reglamentarias.

Por lo fundamentado, se rechazará la reducción solicitada.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Carranza, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

 

 

CASABLANCA vs. MELIQUINA

Buenos Aires, 05 de Julio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Agustoni Guillermo, del equipo Meliquina, -quien fuera expulsado en fecha 22/06/2018 con motivo de haber tomado a un jugador del equipo rival, cortando una jugada prometedora, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 2 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el Sr. Guerrero, delegado del equipo Meliniquina.

 

Y CONSIDERANDO:

Preliminarmente, tal y como tiene dicho este tribunal, en principio no constituye objeto de cuestionamiento, la gravedad de la sanción impuesta, ni la graduación de la misma, cuestión que queda sujeta a la consideración del tribunal y el árbitro, por lo que los sujetos pasibles de sanción no se encuentran habilitados a meramente cuestionar la sanción invocando una desproporción entre la falta cometida y la sanción impuesta.

No obstante, y a modo de excepción, tales cuestionamientos son admitidos, cuando existe un avieso desequilibrio entre la falta y la pena aplicada, o bien cuando los hechos en los que se sustentó la imposición de la sanción, se ven desvirtuados por presentación de prueba en contrario del apelante.

Así las cosas, la impugnación tanto de los fallos arbitrales como de las resoluciones del tribunal, no serán admitidas cuando se trate de meras discrepancias carentes de fundamentación. En tal sentido, deviene improcedente el planteo formulado por el presentante, máxime teniendo en cuenta que dada la cuantía de la sanción, no resulta admisible tampoco la reducción de la pena para los casos previstos por reglamento.

Conforme lo expuesto, del descargo presentado no surgen motivos que permitan modificar la resolución ya adoptada, desde que no son admisibles las impugnaciones a los fallos arbitrales, cuando las mismas se encuentran fundadas en una simple discordancia con el criterio del árbitro, por lo que corresponde rechazar la solicitud presentada.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Guerrero, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

 

 

FLORIDA vs. SAN MARTIN

Buenos Aires, 05 de Julio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Nedermaier Tomás, del equipo San Martín, -quien fuera expulsado en fecha 09/06/2018 con motivo de haber agredido verbalmente a un jugador del equipo rival, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 2 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

Previo al análisis de admisión del recurso, cabe poner de resalto, la regulación normativa relativa a los supuestos en los que procede la reducción de la pena.

En tal sentido, en nuestro reglamento se establece la facultad de los sancionados de requerir la reducción de la pena, cuando hubieran cumplido las dos terceras partes de la sanción. No obstante, dicha estipulación no es absoluta y cuanto menos imperativa, no encontrándose obligado el tribunal a admitir tales reducciones de forma in límine.

Ello por cuanto la reducción de la sanción impuesta debe admitirse, siempre que ponderada la gravedad de la falta cometida, el contexto en el que la misma tuvo lugar y la situación particular del jugador, se haya verificado una comprensión de la prohibición de la conducta desplegada mediante la función ejemplificadora de la pena, en orden al tiempo que el jugador se encontró inhabilitado y que desalentará la reiteración de la conducta.

Así las cosas, y adentrándonos en  el análisis de la presentación bajo examen, adelanto que la misma será desestimada en virtud de la baja cuantía de la pena impuesta.

Ello por cuanto el propio jugador reconoce la comisión de la falta en los términos en los que fuera determinada en el informe arbitral, y no aporta fundamentos que permitan apartarse de lo ya decidido.

Hacer lugar a la reducción pretendida, implicaría desvirtuar la función ejemplificadora de la pena, por cuanto se sancionaría con penas mínimas a faltas que nuestro reglamento considera graves.

En orden a lo expuesto, corresponde desestimar el recurso

 

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Nedermaier, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

 

EL FORTIN VS. RICHIERI

Buenos Aires, 28 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Nogueira Juan Manual, del equipo El Fortin, -quien fuera expulsado en fecha 15/06/2018 con motivo de haber agredido físicamente a un jugador del equipo rival, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 3 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

En primer término, este tribunal, ya se ha expresado respecto de los requisitos de admisibilidad de los descargos, los cuales deben ser debidamente fundamentados por el presentante, y sustentados mediante el ofrecimiento de prueba que acredite tales argumentos, desde que no resultan admisibles las meras discrepancias con el criterio del árbitro, o el tribunal, respecto de la mayor o menor gravedad de la conducta.

Es el tribunal quien tiene a su cargo, la determinación del grado de reprochabilidad de una conducta, y el consecuente establecimiento de la sanción, de manera proporcional a tal gravedad.

Que asimismo, si lo que se cuestiona es la forma en la que acontecieron los hechos objeto de sanción, resulta imperiosa la necesidad de aportar prueba que desvirtúe el informe arbitral, al cual conforme disposiciones reglamentarias se le otorga validez probatoria, y se presume cierto en principio, salvo que el apelante mediante la presentación de prueba en contrario logre contrarrestarlo.

No obstante, no se advierten del descargo presentado, discrepancias entre los hechos relatados por el presentante, y los consignados en el informe arbitral, limitándose el quejoso a cuestionar la gravedad que el tribunal le ha adjudicado a la conducta, manifestando resultar a su criterio, excesiva la sanción impuesta.

Así las cosas, del descargo presentado no se advierte el cumplimiento de los requisitos ut supra referidos ni una crítica fundada y razonada que permita apartarse del temperamento adoptado.

En orden a lo expuesto, corresponde desestimar el recurso

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar la petición del Sr. Nogueira, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

VELEZ vs. ALMAFUERTE

Buenos Aires, 28 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Pozzuto Valentino Luca, del equipo Velez, -quien fuera expulsado en fecha 09/06/2018 con motivo de haber agredido físicamente a un jugador del equipo rival encontrándose fuera de juego el balón, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 2 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

En primer término, este tribunal, ya se ha expresado respecto de los requisitos de admisibilidad de los descargos, los cuales deben ser debidamente fundamentados por el presentante, y sustentados mediante el ofrecimiento de prueba que acredite tales argumentos, desde que no resultan admisibles las meras discrepancias con el criterio del árbitro, o el tribunal, respecto de la mayor o menor gravedad de la conducta.

Es el tribunal quien tiene a su cargo, la determinación del grado de reprochabilidad de una conducta, y el consecuente establecimiento de la sanción, de manera proporcional a tal gravedad.

Que asimismo, si lo que se cuestiona es la forma en la que acontecieron los hechos objeto de sanción, resulta imperiosa la necesidad de aportar prueba que desvirtúe el informe arbitral, al cual conforme disposiciones reglamentarias se le otorga validez probatoria, y se presume cierto en principio, salvo que el apelante mediante la presentación de prueba en contrario logre contrarrestarlo.

No obstante, no se advierten discrepancias entre los hechos relatados por el presentante, y los consignados en el informe arbitral, limitándose el quejoso a cuestionar la gravedad que el tribunal le ha adjudicado a la conducta, manifestando resultar a su criterio, excesiva la sanción impuesta.

Así las cosas, del descargo presentado no se advierte el cumplimiento de los requisitos ut supra referidos ni una crítica fundada y razonada que permita apartarse del temperamento adoptado.

En orden a lo expuesto, corresponde desestimar el recurso

 

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Pozzuto, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

SANTO TOME VS. VILLA GESEL

Buenos Aires, 28 de Junio de 2018

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Scornik Leandro, del equipo Santo Tomé, -quien fuera expulsado en fecha 03/06/2018 con motivo de haber agredido físicamente a un jugador del equipo rival, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 3 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

Que nuestro reglamento contempla la posibilidad de que habiendo cumplido más de las dos terceras partes de la pena impuesta, la persona sancionada pueda requerir el levantamiento de la misma, a los efectos de poder participar de los encuentros de torneos oficiales.

Que dicha posibilidad no es imperativa ni absoluta, por cuanto su admisión estará sujeta al análisis del tribunal de forma tal que conglobando los antecedentes del infractor, el contexto en el que fuera cometida la falta, y la entidad de la misma, resulte viable la aplicación del instituto de los dos tercios.

Que atento a haber cumplido con las dos terceras partes de la sanción, no registrando antecedentes el peticionante, corresponde admitir la solicitud.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde admitir la petición del Sr. Scornik, y habilitarlo para participar en los torneos a partir de la fecha de la presente resolución.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

 

BELGRANO VS. CORDOBA

Buenos Aires, 28 de Junio de 2018

Y VISTOS:

Para resolver la situación del Sr. Diaz Matías, del equipo Belgrano, -quien fuera expulsado en fecha 25/05/2018 con motivo de haber increpado y agredido verbalmente al árbitro finalizado el encuentro, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 5 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

Que nuestro reglamento contempla la posibilidad de que habiendo cumplido más de las dos terceras partes de la pena impuesta, la persona sancionada pueda requerir el levantamiento de la misma, a los efectos de poder participar de los encuentros de torneos oficiales.

Que dicha posibilidad no es imperativa ni absoluta, por cuanto su admisión estará sujeta al análisis del tribunal de forma tal que conglobando los antecedentes del infractor, el contexto en el que fuera cometida la falta, y la entidad de la misma, resulte viable la aplicación del instituto de los dos tercios.

Así las cosas, del análisis de la petición presentada, se advierte que el solicitante carece de antecedentes disciplinarios en el torneo vigente, y que de acuerdo a la entidad de la falta, y el lapso de sanción cumplido, se habría comprendido la reprochabilidad de la conducta, por cuanto el peticionante se encontró imposibilitado de participar no solo en los torneos del equipo en cuestión, y sino de otros equipos en los que también participa, durante 4 fechas, resultando admisible la reducción pretendida.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde admitir el descargo presentado por el Sr. Diaz, y habilitarlo a participar de los torneos a partir de la fecha de la presente resolución.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

Buenos Aires, 22 de Junio de 2018

Y VISTOS:

Para resolver la situación del Sr. Diego Orefice, del equipo Maipú, -quien fuera fuera sancionado con la suspensión por 1 fecha, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el Sr. Podestá, delegado del equipo.

Y CONSIDERANDO:

Que el reglamento, ante la aplicación de una sanción, establece que la misma se haga extensiva a todos los equipos en los que el jugador participe.

No obstante, dado que en el caso de autos, el infractor participa de dos equipos, cuyos partidos no se dieron en fechas simultáneas, habiendo sido postergado uno de ellos, solicita se tenga por cumplida la sanción, por cuanto no participó del encuentro disputado por uno de los equipos de los que forma parte.

De este modo, en atención a la cuantía de la sanción, y habiendo cumplido una fecha de suspensión respecto de un solo equipo, por cuanto, respecto del otro, el encuentro fue postergado, corresponde admitir la pretensión del solicitante.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde admitir el descargo presentado por el Sr. Podestá, y habilitar al Sr. Orefice Diego, a participar de los encuentros a partir del día de la presente resolución.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

MAIPÚ VS. POMPEYA

Buenos Aires, 22 de Junio de 2018

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Ezequiel Orefice, del equipo Maipú, -quien fuera expulsado en fecha 09/062018 con motivo de haber agredido físicamente a un jugador del equipo rival, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 2 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el Sr. Podestá, delegado del equipo.

 

Y CONSIDERANDO:

Preliminarmente, se hace saber que sin que importe pronunciarse respecto de la admisibilidad de la petición, en el momento en que ésta sea oportuna, se hace saber al solicitante, que uno de los requisitos de admisibilidad de la reducción de la pena invocando el instituto de los dos tercios, es justamente, el haber cumplido los dos tercios de la sanción aplicada.

Es decir, habiendo el jugador sancionado, cumplido dos tercios de la pena, se encontraría en condiciones de solicitar la reducción a tal fracción.

Ahora bien, en el presente caso, no se verifica el cumplimiento de tal requisito toda vez que a la fecha, el jugador únicamente ha cumplido una fecha de suspensión restando por cumplir 2 fechas más.

Por tal motivo, corresponde el rechazo de la petición, sin perjuicio de la facultad que tendrá el jugador de reiterar la petición cuando se encuentre en condiciones de hacerlo, la cual será oportunamente evaluada por el Tribunal.

 

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Podestá, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

ALVARADO VS. CALETA OLIVIA

Buenos Aires, 22 de Junio de 2018

Y VISTOS:

Para resolver la situación del equipo Alvarado, -quien fuera sancionado con la quita de 3 puntos- en atención a la solicitud de reconsideración de la pena presentada por el Sr. Bassetti, delegado de Alvarado.

Y CONSIDERANDO:

1.- De forma preliminar, cabe ponderar que la presente sanción fue impuesta con motivo de que, de acuerdo al informe arbitral: "A los 5 minutos del segundo tiempo ingresa un particular del equipo Alvarado al campo de juego insultado a los jugadores de Caleta Olivia, lo cual genera la reacción del técnico de Caleta Olivia, quien se toma a golpes de puño con ese particular, ante las miradas de los chicos quienes en algunos casos lloraban asustados por la situación".

En tal sentido, no habiendo sido individualizado el agresor, pero si indicando el réferi, que se trataba de un particular del equipo Alvarado, se decidió sancionar al equipo en cuestión, descontándole 3 puntos.

Ello así, en primer lugar, porque tal conducta no puede quedar impune. Nótese que el infractor no solo agredió al técnico, sino también a los jugadores, los que cabe destacar eran menores de edad.

Al respecto, el Tribunal debe verificar el cumplimiento y respeto del reglamento de conducta de fútbol del club, respeto que debe ser exigido, tanto a jugadores, técnicos, árbitros, como así también a los terceros ajenos al juego, socios o no, en el sentido en que ningún incumplimiento y/o falta al reglamento será tolerado, máxime cuando dicha falta, implique una agresión verbal a los jugadores menores de edad, por cuya seguridad e integridad debe velar el Club, y este tribunal en el ámbito de la práctica del Fútbol.

En segundo término, porque, tal y como se manifestó anteriormente, el Tribunal Deportivo, tiene competencia para resolver respecto de todo incumplimiento al reglamento de faltas, independientemente de la persona que las cometa. Si bien, únicamente puede sancionar a aquellas personas que participan de los torneos, a saber: jugadores, delegados, técnicos, árbitros y ayudantes, y en su defecto a los equipos, -desde que las penas que este tribunal puede imponer constituyen sanciones relativas al torneo, y a la condición que el eventual infractor posea, verbigracia: suspensión, pérdida de puntos, entre otras-, todo incumplimiento al reglamento debe ser objeto de sanción, sea que fuera cometido por los sujetos pasibles de sanción o por terceros.

De tal modo, el obstáculo se presenta al determinar el sujeto respecto del cual se impondrá la sanción, cuando la falta que la origina es cometida por terceros ajenos al juego, como lo son, aquellas que, socios o no, concurren al club a observar el partido, o bien a apoyar a sus respectivos equipos.

Al respecto, el reglamento resuelve dicha cuestión al establecer: "4.15.- ESPECTADORES: Cuando una persona espectador, fuera del perímetro del campo de juego, promueva un desorden o agreda verbalmente a árbitros, jugadores y/o Delegados, la Subcomisión y/o el árbitro, pueden pedir la colaboración del personal de seguridad para ordenar la suspensión del partido. En el caso de suspensión del partido por acciones de un tercero y/o terceros, serán elevados los antecedentes del caso al Tribunal de Disciplina a sus efectos, considerándose singularmente grave este tipo de incidentes, sancionando severamente al equipo al cual están relacionados dichos terceros que promovieron el desorden, para evitar su reiteración y sus nocivas repercusiones sociales y deportivas. Si el espectador no fuera socio del Club se procederá a sacarlo de las instalaciones de la Institución."

De acuerdo a la letra del reglamento, el tribunal se encuentra autorizado a sancionar al equipo al cual estuviera relacionado el infractor, con el objeto de evitar la reiteración de la conducta, ya sea por que el propio equipo exhorte al individuo en cuestión a deponer su actitud a futuro, o bien porque éste, para evitar perjudicar a su equipo se abstenga de cometer infracciones al reglamento.

Siguiendo este orden ideas, se sancionó al equipo Alvarado, en virtud de que una persona vinculada a tal equipo, incumplió el reglamentó y agredió verbalmente a los jugadores del equipo de Caleta Olivia, y luego físicamente al técnico de dicho equipo.

2.- Sentado ello, corresponde considerar el recurso presentado por el solicitante.

En tal sentido, este tribunal, ya se ha expresado respecto de los requisitos de admisibilidad de los descargos, los cuales deben ser debidamente fundamentados por el presentante, y sustentados mediante el ofrecimiento de prueba que acredite tales argumentos, desde que no resultan admisibles las meras discrepancias con el criterio del árbitro, o el tribunal, respecto de la mayor o menor gravedad de la conducta.

Es el tribunal quien tiene a su cargo, la determinación del grado de reprochabilidad de una conducta, y el consecuente establecimiento de la sanción, de manera proporcional a tal gravedad.

Asimismo, resulta imperiosa la necesidad de aportar prueba cuando se invocan hechos contrarios a los consignados en el informe arbitral, por cuanto éste se presume cierto, y hace plena prueba respecto de los hechos, salvo que sea desvirtuado por prueba en contrario.

Ahora bien, la solicitud de reconsideración bajo estudio, no solo carece de fundamentos que puedan constituir un descargo propiamente dicho, por cuanto se limita a discrepar con el criterio del tribunal, si no también se encuentra desprovisto de prueba que pueda acreditar que los hechos se dieron como se invoca. Ello sin mencionar, las deficiencias argumentativas en las que incurre el apelante, deficiencias que necesariamente deben ser soportadas por éste, desde que quien no fundamenta correctamente su pretensión asume el riesgo de que la misma sea denegada.

Por todo lo expuesto, corresponde rechazar la solicitud presentada.

 

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Basseti, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

CÓRDOBA VS. BELGRANO

Buenos Aires, 15 de Junio de 2018

Y VISTOS:

Para resolver la situación del Sr. Omar Vazquez, delegado del equipo Belgrano, -quien fuera expulsado en fecha 25/05/2018 con motivo de agredir física y verbalmente al árbitro, al finalizar el partido, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 5 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reconsideración de la pena presentada por el sancionado.

Y CONSIDERANDO:

1.- En primer término, se hace saber al presentante que en nada obsta la imposición de la sanción, el hecho de haber sido informado sin que se conozca el motivo, por cuanto el jugador puede requerir a este tribunal, como efectivamente lo ha hecho el Sr. Vazquez, el conocer el contenido del informe que ha originado la sanción.

En tal sentido, el derecho de defensa se encuentra consagrado por la facultad que poseen los sancionados de presentar descargo ante este tribunal, por medio del cual pueden objetar las decisiones que se adopten, quedando supeditada la viabilidad del recurso, a la debida fundamentación del mismo, y al ofrecimiento de prueba que sustente tales fundamentos.

De tal modo, el descargo que se presente, no debe constituir una mera discrepancia con el criterio del árbitro o del tribunal, si no que de su contenido, debe surgir de forma clara, la crítica concreta y razonada del fallo recurrido, con la consecuente prueba que acredite tales fundamentos, si lo que se intenta es demostrar que el hecho motivador de la sanción, no se dio tal y como consta en el informe arbitral.

Así las cosas, todo recurso o solicitud de reconsideración que no se encuentre debidamente fundado, será desestimado, en atención a la presunción de validez y fuerza probatoria que se le otorga al informe arbitral en nuestro reglamento, y que constituye la base sobre la cual el tribunal determina la sanción.

2.- Ahora bien, introduciéndonos en el análisis de la solicitud presentada por el Sr. Vazquez, en atención al requerimiento formulado, se transcribe a continuación el informe arbitral generador de la sanción: "Fue expulsado del banco de suplentes Matías Diaz, y al finalizar el partido ingresó al campo a insultarme (...) En el momento en que la persona nombrada anteriormente me está insultando, el Sr. Vazquez Omar ingresó al campo y me empujó, y comenzó a increparme diciendo que me había echado de la categoría de mayores y que me iba a echar del club. Luego Vazquez Omar se acercó a la casilla a seguir reclamando".

Del informe arbitral citado surge ostensiblemente la infracción al Art. 113 y 116 del Reglamento, a saber "Agresión verbal al árbitro y/o sus colaboradores" y "Agresión de Hecho al árbitro y/o sus colaboradores", conductas por las cuales el delegado fuera sancionado.

La cuantía de la sanción estribó en el hecho de agredir al árbitro, por cuanto no escapa a este tribunal, la circunstancia de que durante el desarrollo de los encuentros, dada la competitividad entre equipos, los jugadores pueden tener conductas que abstraídas del contexto del juego, pueden resultar inapropiadas e incorrectas, pero que en el marco de la práctica de un deporte como lo es el fútbol, son habituales y aceptadas, dentro del límite del respeto y del cumplimiento de las normas del reglamento. No obstante, las agresiones a la autoridad son cuestiones que este tribunal no debe permitir bajo ningún término, por cuanto tales conductas exceden el marco ordinario del juego, de tal suerte que las sanciones por tales faltas tengan la entidad necesaria, de manera de desalentar su comisión tanto para el sancionado, como para el resto de los jugadores y/o delegados. Ello en función de que el árbitro constituye la autoridad en el encuentro, y como tal debe ser respetada.

3.- De igual modo, en cuanto a la contradicción alegada por el jugador en su descargo, alegando la falta de coincidencia entre el partido disputado y el nombre del equipo, la misma no resulta tal, por cuanto se lo sancionó en carácter de delegado del equipo Belgrano, carácter que fue ratificado por el jugador en su descargo.

4.- Asimismo, no resulta admisible el planteo relativo a la presunta duplicidad de la pena, por cuanto el propio reglamento dispone que aquel que fuera sancionado y participara en más de un equipo, ya sea en calidad de jugador o delegado, quedará inhabilitado para todos los equipos de los que forme parte, no pudiendo participar en los respectivos encuentros hasta tanto se cumpla el plazo de la sanción impuesta.

Dicha disposición encuentra fundamento en que es una sola persona la que comete la falta, en el sentido en que no hay disociación entre la condición que ocupe en un equipo y la que ostente en otro.

Como bien se dijo en los párrafos que anteceden, la sanción se impone con el objeto de que el sancionado comprenda la reprochabilidad de la conducta, y posteriormente se abstenga de realizarla en el futuro, a los efectos de evitar ser sancionado nuevamente. En tal sentido, si la persona en cuestión participara en más de un equipo, y la sanción se impusiera sólo respecto de uno de ellos, el objetivo de desalentar la comisión de la falta, se vería desvirtuado, por cuanto la sanción no tendría el impacto buscado en el infractor, dado que éste, aún sancionado podría seguir participando de los encuentros.

Por tal motivo, no se admite disociación de la persona en función de la cantidad de equipos en los que participe, aplicándose la sanción de manera extensiva, ya que no se sanciona al jugador o al delegado, si no a la persona en cuestión.

Finalmente, dado que el apelante no ha presentado argumentos que permitan derribar los fundamentos en virtud de los que se ha resuelto imponer la sanción, corresponde rechazar la solicitud del infractor.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Vazquez, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 


 

SANTO TOME VS. VILLA GESEL

Buenos Aires, 14 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Scornik Leandro, del equipo Santo Tomé, -quien fuera expulsado en fecha 03/06/2018 con motivo de haber agredido físicamente a un jugador del equipo rival, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 3 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

En primer término, asistiendo razón al presentante, corresponde rectificar los datos del sitio web en el que constan las sanciones por cuanto se ha consignado erróneamente el nombre del jugador sancionado, debiendo ser "Leandro Scornik" en lugar del que equivocadamente figura "Matías Scornik".

En segundo lugar, este tribunal, ya se ha expresado respecto de los requisitos de admisibilidad de los descargos, los cuales deben ser debidamente fundamentados por el presentante, y sustentados mediante el ofrecimiento de prueba que acredite tales argumentos, desde que no resultan admisibles las meras discrepancias con el criterio del árbitro, o el tribunal, respecto de la mayor o menor gravedad de la conducta.

Es el tribunal quien tiene a su cargo, la determinación del grado de reprochabilidad de una conducta, y el consecuente establecimiento de la sanción, de manera proporcional a tal gravedad.

Así las cosas, del descargo presentado no se advierte el cumplimiento de los requisitos ut supra referidos. Máxime que el contexto descripto por el presentante no solo no contraría lo resuelto en su oportunidad, si no que constituye una mera alegación del quejoso que no se encuentra registrada en el informe arbitral.

En orden a lo expuesto y dada la rotundez del informe arbitral, corresponde desestimar el recurso.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde:

1) Rectificar la tabla de sancionados procediendo a consignar de forma correcta el nombre del infractor.

2) Desestimar el descargo presentado por el Sr. Scornik, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

 

 

SANTO TOME VS. VILLA GESEL

Buenos Aires, 14 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Puentedura Santiago Lisandro, del equipo Villa Gesel, -quien fuera expulsado en fecha 03/06/2018 con motivo de haber incurrido en juego brusco, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 2 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

En primer término, este tribunal, ya se ha expresado respecto de los requisitos de admisibilidad de los descargos, los cuales deben ser debidamente fundamentados por el presentante, y sustentados mediante el ofrecimiento de prueba que acredite tales argumentos, desde que no resultan admisibles las meras discrepancias con el criterio del árbitro, o el tribunal, respecto de la mayor o menor gravedad de la conducta.

Es el tribunal quien tiene a su cargo, la determinación del grado de reprochabilidad de una conducta, y el consecuente establecimiento de la sanción, de manera proporcional a tal gravedad.

Así las cosas, del descargo presentado no se advierte el cumplimiento de los requisitos ut supra referidos.

En orden a lo expuesto y dada la rotundez del informe arbitral, corresponde desestimar el recurso.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde:

1) Desestimar el descargo presentado por el Sr. Puentedura, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 


 

PALERMO VS MAR DEL PLATA

Buenos Aires, 14 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Mariano Fernando Carranza, del equipo Mar del Plata, -quien fuera expulsado en fecha 02/06/2018 con motivo de haber agredido físicamente a un jugador del equipo rival de forma reiterada, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 4 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

Preliminarmente, cabe aclarar que a los efectos de su admisión, los descargos que se presenten a este tribunal, deben bastarse asimismos, en el sentido que, de su contenido, debe resultar la crítica al fallo apelado, y los fundamentos y prueba en los que sustente su pretensión.

Que dicha crítica no debe significar una mera discrepancia con el criterio del Tribunal, si no por el contrario, una crítica razonada y fundada que permita apartarse del criterio adoptado al imponer la sanción.

Que a su vez, en dicho descargo debe ofrecerse la prueba de la que intente valerse el quejoso, a los efectos de obtener la admisión de su petición.

Asimismo, y como consecuencia de dichas exigencias impuestas a los descargos, el reglamento instituye la presunción de validez del dictamen del árbitro interviniente, el cual se presume válido, siempre que el apelante no logre desvirtuarlo mediante la presentación y producción de prueba en contrario.

Así las cosas, y analizando el recurso presentado, no se advierte el cumplimiento de los requisitos de fundabilidad exigidos para la admisión del mismo, ni el ofrecimiento de prueba que le permita al tribunal apartarse de lo ya decidido al respecto.

De igual modo, el contexto planteado por el jugador en el que se dio la falta, y según el cual la sanción resultaría excesiva, no permite a este tribunal adoptar un temperamento distinto del ya decidido, desde que el hecho de presuntamente haber recibir una agresión no legitima a quien la recibe, a responder con una agresión de igual o mayor tenor, máxime teniendo en cuenta que la presunta agresión que el infractor alega respecto de un tercero, no se encuentra registrada en el informe arbitral respectivo.

Finalmente, en orden a lo expuesto y dada la rotundez del informe arbitral, corresponde desestimar el recurso.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Carranza, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 

 

 


ALCORTA VS. SUIPACHA

Buenos Aires, 14 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Francisco Capaccioni, del equipo Alcorta, -quien fuera expulsado en fecha 03/062018 con motivo de haber incurrido en juego brusco temerario, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 2 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena presentada por el Sr. Lamberti, delegado del equipo.

 

Y CONSIDERANDO:

Preliminarmente, cabe aclarar que a los efectos de su admisión, los descargos que se presenten a este tribunal, deben bastarse asimismos, en el sentido que, de su contenido, debe resultar la crítica al fallo apelado, y los fundamentos y prueba en los que sustente su pretensión.

Que dicha crítica no debe significar una mera discrepancia con el criterio del Tribunal, si no por el contrario, una crítica razonada y fundada que permita apartarse del criterio adoptado al imponer la sanción.

Que a su vez, en dicho descargo debe ofrecerse la prueba de la que intente valerse el quejoso, a los efectos de obtener la admisión de su petición.

Asimismo, y como consecuencia de dichas exigencias impuestas a los descargos, el reglamento instituye la presunción de validez del dictamen del árbitro interviniente, el cual se presume válido, siempre que el apelante no logre desvirtuarlo mediante la presentación y producción de prueba en contrario.

Que de igual modo, la sanción se impone a los efectos de que el jugador comprenda la reprochabilidad de la conducta, y consecuentemente, se abstenga de realizarla en el futuro. De tal suerte, las sanciones que no importan suspensiones prolongadas deben ser cumplidas de forma íntegra, por cuanto de lo contrario, el objetivo ejemplificador de la pena se vería desvirtuado.

Así las cosas, y analizando el recurso presentado, no se advierte el cumplimiento de los requisitos de fundabilidad exigidos para la admisión del mismo, ni el ofrecimiento de prueba que le permita al tribunal apartarse de lo ya decidido al respecto.

Respecto de la alegada doble suspensión, se hace saber al apelante que por reglamento se encuentra dispuesta la suspensión del jugador, la cual resulta de aplicación para todos los torneos oficiales de fútbol de los cuales participe el mismo, ya sea en calidad de jugador, como de delegado, por lo que deviene improcedente la manifestación al respecto.

Finalmente, en orden a lo expuesto y dada la rotundez del informe arbitral, corresponde desestimar el recurso.

RESUELVO:

En virtud de los fundamentos que preceden corresponde desestimar el descargo presentado por el Sr. Lambertii, y confirmar la sanción impuesta.

Regístrese, notifíquese y publíquese.

 




PARANA VS. AVELLANEDA

Buenos Aires, 12 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del Sr. Hugo Lombardo, técnico del equipo Avellaneda, -quien fuera informado en fecha 26/05/2018 con motivo de haber participado en un tumulto entre padres del equipo contrario, habiendo mediado agresiones verbales y físicas, conducta que fuera sancionada con la suspensión por 5 fechas, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, habiéndose realizado la prueba ofrecida por el presentante.

 

Y CONSIDERANDO:

1.- Que habiendo sido dispuesta la apertura a prueba en las presentes actuaciones, se han realizado las audiencias testimoniales, a los efectos de tomar la declaración de los testigos ofrecidos por el quejoso.

Que en fecha 11/06/2018, concurrió el Sr. Cámara Álvaro a prestar declaración testimonial. En su declaración, el Sr. Cámara, miembro de la Subcomisión de Fútbol, en su carácter de testigo presencial del hecho, expuso la forma en la que se dieron los acontecimientos objeto de la presente sanción. Al respecto manifiesta el dicente, que jamás existió agresión y/o agravio del Sr. Lombardo hacia los padres del equipo Paraná, ni hacia el árbitro. Argumenta que ni bien iniciado el encuentro, los padres del equipo Paraná comenzaron a agredir a los jugadores del equipo rival, propinándoles insultos y a increpar al árbitro, exigiéndole el cobro de faltas, que a su criterio correspondían.

Afirma que dichas agresiones subsistieron, hasta que el aquí sancionado, le exigió al árbitro la suspensión del partido, hasta tanto cesaran las agresiones, pedido que finalmente fue admitido por el árbitro.

En dicha oportunidad, uno de los principales agresores, tuvo que retirarse del campo a pedido del réferi. Reanudado el encuentro, los padres del equipo Paraná volvieron a propinarle insultos y agravios a los jugadores del equipo contrario, y a cuestionar los fallos del réferi. Que ante tal situación, el Sr. Lombardi exigió nuevamente la suspensión del juego, pedidos que fueron desestimados por el árbitro.

Refiere el testigo, que al ingresar en el tramo final del encuentro, la situación se tornó insostenible, en virtud de que uno de los padres de los jugadores del equipo Paraná insultó a uno de los jugadores del equipo rival, reaccionando uno de los padres del equipo Avellaneda, lo que derivó un tumulto entre ambos grupos de padres y el quejoso.

Finalmente asevera que el accionar del Sr. Lombardo únicamente se limitó a intentar separar a ambos grupos de padres, pero que jamás medió insulto y/o agresión por parte del mismo hacia terceros.

Que citado que fuera el segundo testigo ofrecido por el apelante, el mismo no concurrió al tribunal a prestar declaración.

2.- Que habiendo sido realizada la prueba ofrecida por el Sr. Lombardo, corresponde resolver al planteo efectuado.

2.1.- En primer término, cabe poner de manifiesto que la declaración del testigo resulta concomitante con el descargo presentado por el Sr. Lombardo, en cuanto al modo en que se dieron los hechos.

Que la declaración prestada adquiere relevancia al considerar la calidad del testigo, quien no solo se encontraba presente al momento de la ocurrencia de los hechos, si no que a su vez, forma parte de la subcomisión de fútbol, por lo que su declaración debe ser valorada en tal sentido.

2.2.- Que sin perjuicio de la validez probatoria del informe arbitral, su preponderancia respecto de otras pruebas no es un principio absoluto, puesto que ante la existencia de prueba en contrario que lo desvirtúe, corresponderá estarse a los hechos demostrados mediante la realización de la prueba en concreto.

En tal sentido, nuestro propio reglamento instituye la relatividad de la plena prueba del informe arbitral, estableciendo que podrá ser derribado por presentación de prueba en contrario.

2.3.- Que sin perjuicio de lo expuesto, en el punto previo, la existencia de prueba en contrario no permite desechar por completo el informe arbitral, el cual debe ser analizado junto con la prueba de manera armónica, de manera tal que puedan compatibilizarse ambos medios probatorios.

2.4.- Que así las cosas, se advierte que la sanción impuesta al Sr. Lombardo resulta excesiva, por cuanto ha quedado demostrado que no ha mediado por parte del mismo, agresiones a los jugadores, padres y/o árbitro, motivo por el cual corresponde reconsiderar la pena aplicada.

Que no obstante ello, no cabe desestimar por completo el informe arbitral en el sentido de atribuirle al Sr. Lombardo, la conducta tipificada por el Reglamento en su Art. 126, a saber, "Desorden o Tumulto", que reza: "cuando los jugadores, representantes o público adicto a uno o ambos equipos, produjeran desórdenes o tumultos, que antideportivmente dificulten o impidieren, temporariamente, el desarrollo del evento deportivo ..." por lo que deberá adecuarse la sanción en consecuencia..

 

RESUELVO:

1) Admitir de forma parcial el descargo presentado por el Sr. Hugo Lombardo, reduciendo la sanción al término de una fecha de suspensión. Habida cuenta de que la sanción ya ha sido cumplida, el peticionante queda nuevamente habilitado para participar en los encuentros tanto como delegado, como en calidad de jugador.

Regístrese, notifíquese y publíquese.


 

SANTAMARINA VS. BAJO NUÑEZ

Buenos Aires, 08 de Junio de 2018

 

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Sr. Cerviño Franco, del Equipo Santamarina, -quien fuera expulsado en fecha 31/08/2017 con motivo de haber agredido fisicamente al rival sin estar en juego el balón, de haberle propinado un golpe de cabeza al árbitro en dos oportunidades, y retirarse del campo de juego insultando al mismo, conducta que fuera sancionada por este Tribunal, con la suspensión por un año y medio calendario, quedando el infractor, imposibilitado de participar como jugador y/o como responsable de equipos, en cualquiera de los torneos de Fútbol organizados por el club, durante la vigencia de la sanción-, atento la solicitud de reducción de la pena formulada por el sancionado.

 

Y CONSIDERANDO:

Que de conformidad con la petición del infractor, en virtud de la cual solicita la morigeración de la pena, y la aplicación posterior del levantamiento de la sanción por cumplimiento de las dos terceras partes, cabe avocarse a la resolución de ambos planteos por separado.

1) Que en cuanto a la reducción de la pena, debe contemplarse que en nuestro Club, la pena tiene asignada una función ejemplificadora, de manera tal que con su imposición se desalienten las infracciones al reglamento, tanto respecto de quien la ha cometido, como de aquellos terceros que no, pero qué evitarán la comisión de la falta, con el objeto de eludir la imposición de la eventual sanción.

En tal sentido, con tal función ejemplificadora, se busca reducir al mínimo posible la comisión de infracciones al reglamento, y así lograr que el desarrollo de los encuentros deportivos se desenvuelva en el ámbito de los valores de respeto, compañerismo y buena conducta que deben primar en la práctica del fútbol.

Siguiendo este orden de ideas, al determinar la sanción a imponer, debe contemplarse la falta cometida y la entidad de la misma, de manera tal que exista una relación de proporcionalidad entre la falta y la sanción, y no se incurra en un exceso o desproporción al sancionar en relación a la infracción cometida.

Así las cosas, se advierte que dada la entidad de la falta cometida - agresión física a un juez de línea-, la sanción impuesta resulta excesiva, por cuanto se ve desvirtuada la relación de proporcionalidad que debe existir entre el hecho reprochable y la pena impuesta, por lo que el planteo del peticionante resultaría acertado.

Asimismo, la falta de antecedentes del presentante conduce, a la admisión de al presentación bajo estudio respecto a la morigeración de la pena, por lo que corresponde reducir la misma al término de 1 año.

2) En segundo lugar, respecto a la aplicación de la fórmula de los dos tercios establecida en el reglamento, no existe impedimento para la procedencia de la petición, en atención a los fundamentos expuestos en el acápite previo.

En tal sentido, habiendo sido expulsado en fecha 31/08/2017, los 8 meses correspondientes a los dos tercios de la sanción, se han cumplido el 31/04/2018, oportunidad a partir de la cual, el jugador se encontró habilitado a solicitar la reducción y levantamiento de la sanción en tal sentido,

En virtud de lo expuesto,

 

RESUELVO:

1) Reducir la sanción impuesta al jugador Cerviño Franco , al término de 12 meses;

2) Admitir la aplicación de la fórmula de los dos tercios, y consecuentemente habilitar al jugador a participar de los torneos de futbol;

Regístrese, notifíquese y publíquese.


PUERTO PIRAMIDES VS. SANTAMARINA

Buenos Aires, 13  de Abril de 2018

Y VISTOS:

Para resolver la situación del jugador Matías Moschia, quien fuera expulsado en fecha 11/03/2018 con motivo de propinar insultos a un tercero.

Y CONSIDERANDO:

Que los argumentos esgrimidos en el escrito presentado, no logran enervar la decisión arribada, puesto que únicamente se limitan a cuestionar la sanción  impuesta, la cual ha sido establecida conforme los parámetros del reglamento y la gravedad de la falta cometida. Asimismo, nótese que el presentante reconoce la comisión de la falta.

RESUELVO:

Desestimar el descargo presentado, y confirmar la sanción impuesta.